4/14/2006

Mi abuelo Fred

A mi abuelo lo conocí a través de los recuerdos de mi madre y mis tíos. Fué alemán y conoció a mi abuela Valentina en Doñihue, la tierra de los chamantos. Se amaron y viajaron por el mundo en barco. El abuelo Fred se dedicaba a hacer documentales para " el mundo al instante". En Cuba nació el tío Ferdy y en Lima dos pequeñas gemelas que murieron.

De tanto viaje y la abuela con su tercer embarazo de mellizos (tío Lothar y mi mamá Erna) decidió instalarse en Chile. El abuelo viajó a Alemania y fue detenido en un campo de concentración. Lo balearon y sobrevivió la segunda guerra mundial. Consecuencia de esta guerra construyeron el muro de Berlin. Mi abuelo quedó en Alemania del Este. Nunca pudo volver a Chile.

He leído cartas que le escribió a mi mamá. Estaba orgulloso de ella. Alla se casó y tuvo dos hijos: la tía Gloria y el tío Fred. Entre los hermanastros no se conocían. A un año de la caida del muro de Berlin yo estaba estudiando en Dinamarca; llamé por teléfono a Gloria, le dije quien era y , desde Düsseldorf tomé un tren y los visité: eran dos mundos opuestos, increíble. La tía estaba casada con un escultor y me recibieron muy afectuosamente. Años después volví a Europa a estudiar a España. Mis padres viajaron para mi matrimonio. Llamé a la tia Gloria para que hablara con su hermanastra Erna (nunca lo habían hecho). Se citaron un día a las 12 en la puerta de la Catedral de Zurich, Suiza. Allí se encontraron y se abrazaron.... se abrazaron. De vuelta a Madrid mi madre traía otra mirada, màs dulce. Me he preguntado ¿cuantas veces habrá besado mi madre ésta foto de mi abuelo Fred?. Hoy quisiera abrazarle yo a él...

20 Comments:

Blogger Diseño; Innovación y Mercado said...

Que hermosa historia la que nos cuenta en este post. Hermosa porque representa la vida el destino y lo lleno de vicisitudes que es el recorrido de cada persona.

Hay una nostalgia en tu relato que me hizo recordar la dolorosa época después del golpe. Esto de perder la familia, los amigos, el no poder retornar, el hacer una nueva vida y dejar la anterior.

No he tenido el gusto de conocerte, si conozco tu blog y tu trabajo con las mascaras. Un gran abrazo y te felicito por tus iniciativas.

12:00 a. m.  
Blogger Alejandra Noemi said...

Que linda historia Bea. La contaste tan real que vi cars y me imaginé a cada uno de los nombrados...

te invito a opinar en mi ultimo post Miedo y Confusión, http://alejandranoemi.blogspot.com/

12:05 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Bea, antes que todo te agradezco por compartir tu historia con todos quienes leemos tu blog. Tu sabes que para mi, el mismo tema es tan reciente, que no me atrevo aún a escribir de aquello. Te mando un abrazo y te felicito, porque escribir de los temas que uno siente, también es expresarse por medio del arte. Mariely Mardones.

2:25 a. m.  
Blogger panchy said...

Que hermosa historia con la que me he encintrado, es verdad los lazos familiares son lo mas bello que podemos y debemos cuidar.
Felicitaciones.
Besitos.

10:12 p. m.  
Blogger Pato Correa said...

Bea
:
te hice un comentario sobre tu abuelo que fue borrado, es lamentable......

2:56 a. m.  
Blogger irina ivelic said...

bea...un "hallazgo" fortuito ..esta red me sorprende cada día...soy novata aún en el asunto pero maravilloso este enlace inesperado...

4:08 a. m.  
Blogger Beatriz Valenzuela said...

Pato: siento mucho lo de tu comentario, pero este fin de semana he tenido problemas con el servidor y si, efectivamente se borró el tuyo y el de libélula... y es lamentable...EN ESE comentario señalabas que tienes recortes de prensa donde aparece mi abuelo cn el tuyo y andannzas del pc... hazlo de nuevo para que quede... ok?

Irina: que sorpresa que nos encontremos aquí, como está Boris?

12:11 p. m.  
Blogger Amanda said...

gracias Bea por la simpleza del compartir esa bella historia que es parte de tu historia y que gracias a tu texto ahora es de algún modo de todos quienes te leemos
Saludos

7:13 p. m.  
Blogger Pía Bórquez said...

Gracias por compartir la historia de tu abuelo, de tu familia, sobretodo te agradezco la nobleza, la sinceridad de tus palabras...en fin... te leo y me pasa, me conmuevo.

9:12 p. m.  
Blogger Héctor González Avilés said...

¡Hola, amiga Beatríz¡ ¿como estás tu?,
está bonito tu artículo, escribes muy bien, te felicito.

12:59 a. m.  
Blogger Águila libre said...

Qué maravilla que dos personas con lazos sanguineos tan cercanos se puedan encontrar y conocer, porque después de todo, que culpa tenían ellas de la guerra y de lo que había pasado.

Tu abuelo esta bien, cuidando desde el cielo a sus seres queridos. Lo importante es que está en tu corazón.

Un abrazo

María Paz

7:36 p. m.  
Blogger Pato Correa said...

¡Bea!
Te comentaba que tu abuelo cuando estuvo en Rancagua se ligó al PC y trabajó en una base del centro con connotados ciudadanos, casi todos comerciantes, mi abuelo se relacionó con el y juntos participaron de muchas experiencias partidarias, mi madre tiene fotos de la época en que ello ocurrió, un abrazo

3:23 a. m.  
Blogger Beatriz Valenzuela said...

Pato: quiero ver esas fotos!

1:07 p. m.  
Blogger Antonia Katz said...

Guapo él: Fred, que guardaremos de nuestros antepasados: recuerdos? genes? un apellido? hadas o fantasmas? o todas las anteriores? Te dejo un abrazo Bea, le dejé un comentario al del66 para el taller de fin de mes, pero tendré que aplicar teléfono parece... espero podamos encontrarnos. Un abrazo

7:03 p. m.  
Blogger José Antonio Galloso said...

Navegando encontré tu blog, bastante interesante, te invito a darte una vuelta por el mío
Saludos

8:23 p. m.  
Blogger Rodrigo said...

Hace algunos años pise los suelos Nürnberg...era invierno y el frío que sentí en el cuerpo era también el de cuerpos de antaño...vaya historia la de tu abuelo, supongo que cada vez que vuelva a escuchar y ver "el mundo al instante" me acordaré de Fred...

Bea, celebro tus homenajes, pues la memoria de nuestra historia es el presente y el futuro en nuestras biografías...

Pude imaginar el encuentro de las dos mujeres frente a la puerta de aquella iglesia...un abrazo largo, una mirada al fondo del alma y las palabras que se elevaron como palomas en torbellino...

te dejo mi cariño.

9:35 p. m.  
Blogger Mary Rogers said...

La ficción jamás superará a la realidad. ¡Qué linda historia! Vidas enlazadas por el amor y la sangre, separadas por las circunstancias. Vi una película, te juro. Gracias por esto, Bea
Un besote

3:46 a. m.  
Blogger Daniel Méndez said...

Hi, my dear...

I´m back!

A big hug for you and lots of kisses... Thanks for that beautiful story.

Date una vuelta por mi casa... hay novedades.

6:05 a. m.  
Blogger aguirrebello said...

¡Qué buena historia!

Se me puso la carne de gallina. Esas historias de los abuelos tienen una potencia asomborsa, porque suman hechos de tiempos en que pasaban cosas pioneras a la nostalgia de con que se escriben en la actualidad. Muy bonito.

Estupendo blog que no conocía. Felicitaciones.

AAB

4:26 p. m.  
Blogger Karin said...

"La sangre tira" como dicen por ahí.
Linda historia, me siento identificada en parte porque mi familia ha tenido tantas vueltas como la tuya.
Historias como esta hacen que tu vida sea más 'sabrosita' cierto?.

11:25 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home