3/15/2007

Chile y su Araucaria Madre con màs de 2.400 años



Es este mi paìs, Chile.

Pareciera que el magma petrificò hasta las palabras. Su presencia es con fuerza. A lo lejos las milenarias y chascones siluetas de añosas araucarias perfilan el horizonte. Aquì se aprecia la vida de la tierra subterrànea, del aire, la luz y el agua.

Ese marmòreo fuego se extiende con amplitud por el valle del volcàn.

Caminè y atràs quedò el ruido del agua cubierta de helechos gigantes. Muy arriba sòlo escucho el viento que roza las altas araucarias.

Caminamos. El guardaparque nos dijo que encontrarìa a la Madre y que tenìa màs de 2.400 años. Caminamos y la abrazamos. Nos empequeñeciò su altura y toda su vida en esta tierra.

Ya caìda la tarde el volcàn aùn sigue humeando.

Algo que intento nombrar con ilusiòn me ocurre: este paisaje del Conguillìo, de esta lava petrificada, del volcàn vivo me vuelcan con la mirada hacia adentro de mi.

Chile me conmueve.

4 Comments:

Blogger Frank said...

el contacto con la naturaleza es una de las experiencias más profundas que podemos vivenciar.

nos hace sentir pequeños y enormes al mismo tiempo - somos un pequeño granito de arena en el océano del universo, pero al mismo tiempo, somos parte de ese océano...

buen posteo - lindas fotos!

4:51 a. m.  
Blogger sinseso said...

mmmmmm

tengo pendiente un viaje a conguillio, he escuchado historias de su belleza.

ya iré

bonitas fotos y bonito relato

4:08 p. m.  
Blogger Paula said...

Que hermosas fotos y que lindo relato. Seguro organizaré mis próximas vacaciones allí... saludos,

3:14 a. m.  
Blogger fgiucich said...

Un espectàculo arrollador. Muy hermoso. Abrazos.

2:43 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home