1/11/2008

Lorca eran todos


Llegamos desde su casa familiar de la Huerta de San Vicente hasta el Barranco de Viznar.

Allì estàn. Son miles, dicen. Federico Garcìa Lorca entre ellos. Lo mataron de madrugada a pie de monte de la Sierra de Huètor, entre Viznar y Alfacar. En este lugar silencioso, apenas se escuchan las campanillas de las cabras a lo lejos.
El pozo està rodeado de pinos, sus cortezas rojizas parecen alimentarse de la sangre derramada aquì. Los fusilaron los franquistas en 1936. Este lugar me conmueve y calla. Pienso en lo que Federico no pudo ni dibujar ni escribir y me da rabia.

Leemos algunos de sus poemas. Estoy màs tranquila… Lorca està con nosotros, Lorca vive!

3 Comments:

Blogger AlejoSoto said...

Dias de metafísica letanía por esos cielos de Granada que recuerdo y cuya luz ya quisiera aqui en Hamburgo y verte Bea abrazar el eco en voz de respeto por el poeta, en vientos de amor por la palabra que se vuelve aire y no queda más que abrazarte a la distancia y a la distancia
Alejo Soto

3:13 p. m.  
Blogger Roberto said...

Efectivamte... Lorca sigue con nosotros.
No sé si conoces el proyecto organizado por la Sociedad Estatel de Conmemoriaciones Historicas dependiente del Ministerio de Cultura de España.
Gracias a ellos hemos podido unos cuantos estudiantes llevar el teatro por los pueblos como Lorca lo hizo en su día.
Si te interesa te puedo pasar mar información.

9:19 p. m.  
Blogger fgiucich said...

Has estado en un lugar de culto, donde la poesía se hace sangre y el ruído de los fusiles no pudo callar el verbo granadino. Abrazos.

10:16 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home